Testimonios de programa de adelgazamiento

El día que crucé las puertas de Bemequer, por fin! Encontré esa guía que necesitaba.

Perdida y con una obesidad importante!, así era como me encontraba hace un año.

Estaba cansada de saber lo importante que es el ejercicio y una dieta saludable, pero hasta ese momento sólo había tenido intentos frustrados en gimnasios repletos de gente, donde mes tras mes pagaba la inscripción pero nunca era capaz de ir más de dos días seguidos.

El día que crucé las puertas de Bemequer, por fin! encontré esa guía que necesitaba.

En mi caso, lo que más me ayudó fue tener que programar con antelación las citas como si fueran la visita a un médico especialista (y así me las tomé!). Si algún día faltaba, lo recuperaba y de esta manera te vas enganchando y te haces responsable de tus entrenamientos (nada más infalible como saber que te están esperando!)

Siempre asesorada, los planes de entrenamiento van variando según voy mejorando mi forma física. Siempre de forma muy gradual.

La sensación de que el cuerpo pide más intensidad es maravillosa. Con el tiempo, el circulo vicioso de querer alimentarte bien para no estropear lo que haces en el gimnasio, se convierte en algo natural. Estoy muy ilusionada en cada vez mejorar un poco más y continuar con esos hábitos que me costó tanto cambiar. Por supuesto, gracias a la constancia personal y a esa “guia” personificada en todos los que forman parte de Bemequer, he dejado atrás más de 20 kg y lo que es más importante ya siento el “bichillo” del deporte dentro de mi.

Como me dijeron el primer día, se requiere de mucho trabajo y constancia pero con la ayuda adecuada y un buen seguimiento, lo que me parecía imposible fue cogiendo forma, nunca mejor dicho!

Gracias a todos. Vero.