¿Puedo realizar posturas invertidas en mi clase de yoga durante el período?

La mayoría de los profesores de Yoga creen que ponerse cabeza abajo durante el periodo está contraindicado. El motivo es que pueden provocar que la sangre se salga fuera de las trompas de falopio y termine causando endometriosis, una enfermedad dolorosa en la que pequeños grupos de células uterinas crecen en la cavidad abdominal.

Existen pruebas científicas que indican, sin embargo, que la llamada menstruación retrógrada aparece en más del 90% de las mujeres, la mayoría de las cuales nunca padecen endometriosis.

Lo mejor es evitar las posturas de inversión cuando el flujo es abundante. Además, éste suele ser el momento en el que hay un mayr dolor y los niveles de energía están más bajos. En la mayoría de las mujeres, estos síntomas aparecen fundamentalmente durante los primeros días del período.

Las inversiones cortas, de un minuto o menos, especialmente durante los últimos días del período, tienen menos posibilidades de causar problemas.

Alternativa a las inversiones

Una alternativa a las inversiones normales son las posturas en las que se sitúa la cabeza por debajo del corazón pero se mantiene la pelvis al mismo nivel, como la postura del puente con apoyo. Esta postura es reconstituyente y puede realizarse de forma segura en momentos en que la energía esté baja.

De cualquier forma parece razonable que ajustes los ejercicios a los síntomas y las reacciones de tu cuerpo al ponerte cabeza abajo.

Si has desarrollado tu conciencia interior, observa qué ocurre con tu nivel de energía y tu flujo menstrual durante la inversión. Una breve interrupción del flujo seguida de la hemorragia normal no es preocupante.

La postura del puente con apoyo sobre un cojín tiene los mismos efectos relajantes que la postura sobre la cabeza o sobre los hombros sin influir en el flujo menstrual.

Puedes consultar «Yoga y medicina» de Timothy McCall para ampliar tu información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.