¿Por qué es tan importante la FIBRA?

La fibra es conocida por su contribución a la motilidad intestinal (es decir, regula las diarreas y el estreñimiento). La encuentras en la fruta, verduras, legumbres, cereales de grano entero.

Pero hay un tipo de fibra, que tiene gran importancia para la microbiota y por ende para nuestra salud: la fibra fermentable.

Te puede interesar leer más: Alimentos ricos en fibra fermentable
Los microorganismos se encargan de digerirla y a cambio nos aportan sustancias beneficiosas.

Al llegar al intestino grueso nuestra microbiota fermentará esa fibra. La fermentación de la fibra genera una serie de ácidos grasos de cadena corta (butirato, propionato, acetato) que son fundamentales para el crecimiento de las células del colon, para estimular el incremento de las bacterias más beneficiosas, para la fabricación de neurotransmisores como la serotonina (que mejora el estado de ánimo). También contribuyen a aumentar la energía, regular el colesterol y estimular la combustión de grasas.

En suma, la fibra ayuda a que nuestras bacterias produzcan más ácidos grasos de cadena corta, lo que supone mayor protección contra inflamaciones y nos ayudan a controlar el peso.

Es importante recalcar que debemos de consumir fibra fermentable y no fermentable (3/1). También es importante recalcar que no debemos excedernos en el consumo de fibra, pues el exceso puede impedir la absorción de minerales como el calcio, hierro, zinc.

¡Ojo! Si tienes un cuadro de hinchazón, gases, eructos etc no te lances al consumo de fibra fermentable…justo lo contario, ponte en manos de un profesional, probablemente tendrás que reducirla o eliminarla para posteriormente poder irla introduciendo poco a poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.