Hablando de metabolismo (1ª parte)

S.O.S. METABOLISMO LENTO

¿Te ha pasado alguna vez que haciendo dieta y haciendo ejercicio no consigues bajar peso y grasa?

Uno de los mayores problemas cuando queremos conseguir una mejora en nuestra salud, o tenemos un objetivo de pérdida de peso/grasa, es que nuestro metabolismo esté RALENTIZADO. Si eso pasa, da igual la dieta que hagamos, los ejercicios que realicemos…no va a funcionar.

¿Podemos hacer algo para acelerar nuestro metabolismo? Felizmente, la respuesta es: Sí!!!!

Lo primero que debes comprender es el concepto de TASA METABÓLICA. La tasa metabólica es la cantidad de calorías que quemas durante 24 horas únicamente para sostener las funciones fisiológicas del organismo, o sea, las calorías que quemas en reposo, sólo “existiendo”. Evidentemente, si tienes el objetivo de bajar peso o mejorar tu composición corporal, cuanto más acelerado sea tu metabolismo, más fácil lo tendrás, más calorías gastarás “sin hacer nada”. Por ese motivo es muy común la asociación entre dificultades en bajar peso y metabolismo lento. ¡Y algo de razón puede haber! Pero felizmente tiene solución…

Un segundo punto muy importante: tu tasa metabólica depende principalmente de tu MASA MUSCULAR. Y, ya empiezas a ver por dónde vamos: Si vas a cuidar tu alimentación con el objetivo de bajar peso, es fundamental que implementes herramientas dirigidas a aumentar tu MASA MUSCULAR.

Una masa muscular adecuada tiene beneficios para la salud, metabolismo, composición corporal, estética, incluso para la prevención del envejecimiento.

Consejos para acelerar tu metabolismo:

  • Haz ejercicio físico. 2-3 sesiones semanales de ejercicio de FUERZA
  • Descanso nocturno y biorritmos equilibrados (dormir mal puede originar un pico de cortisol)
  • No hagas dietas lineales ni radicales, no mantengas dietas con déficit calórico alargadas en el tiempo. El cuerpo termina adaptándose y se estanca, peor aún, estarás sometiendo tu cuerpo a un stress y posible malnutrición. Es importante cambiar de pautas, de dietas, hacer comidas fuera de lo habitual.
  • Hidratación y mineralización (interesante el caldo de huesos por el aporte de electrolitos)
  • Mantén a raya el stress (entre otras cosas, aumenta la prolactina, que puede causar retención de líquidos)
  • Alimentación sana cuidando especialmente la ingesta de proteína. Debes tener algún alimento rico en PROTEÍNA en todas las comidas del día.
  • Suplementos como cúrcuma, jengibre, té verde

2 comentarios en «Hablando de metabolismo (1ª parte)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.