Cómo funcionan los biorritmos

En una época en que parece que la tecnología nos eleva a la condición de semidioses, no te olvides de que ERES UN ANIMAL. Y es que la ciencia nos demuestra lo importante que es vivir, organizar nuestras actividades diarias según algo tan básico como el ciclo de DÍA Y NOCHE, de luz/oscuridad.

Se trata de los BIORRITMOS: ten en cuenta que tus hormonas, la actividad de tu sistema nervioso, funciones y rutas biológicas de tu organismo obedecen a la hora del día, al ciclo vigilia/sueño, luz/oscuridad.


Repasamos algunas de esas funciones según la hora del día:

5.00-6.00 de la mañana
Tu páncreas libera un poquito de insulina, que genera una ligera hipoglucemia y producirás adrenalina para compensarlo. Por este motivo abres los ojos espontáneamente alrededor de esa hora.
Volverte a dormir, porque es muy temprano aún, ya puede ser la primera alteración que le metes a tu biorritmo.
Si, tan pronto te levantas, ya desayunas y además lo haces con azúcares y harinas refinadas, zumos (aunque sean naturales) introduces la segunda alteración. El cuerpo necesita prolongar el ayuno para que llegues a ese estado de activación, en que te sientes proactivo y centrado, con la actividad neuronal a tope y foco cognitivo para empezar el día, el trabajo con entusiasmo y energía.
A lo largo de la mañana la exposición de la retina a los fotones de la radiación ultravioleta del sol (o sea: que nuestros ojos se expongan a la luz solar) desarrolla una cascada metabólica, de reacciones inmunológicas, endocrinas, neuronales que favorecen el correcto funcionamiento del organismo. Además, esta exposición a la luz solar conducirá a que nuestra glándula pineal libere melatonina pasadas 10-12 horas. Esta hormona será la que nos va a conducir al sueño profundo, a la fase REM nocturna, en la que nos regeneramos, recuperamos tejidos, liberamos hormona del crecimiento, en la que se producen las descargas emocionales.

13:00-16:00
Hay una bajada del sistema nervioso simpático (el que nos hace estar activos) y una primera actividad del sistema parasimpático que facilitará la producción de ácidos gástricos, ácido clorhídrico, sales biliares y la motilidad intestinal: ¡Estamos listos para la comida!

16:00 -17:00
Nueva exaltación del sistema nervioso simpático durante 2-3 horas. Estamos de nuevo activos, con foco, produciendo dopamina, adrenalina…listos para trabajar, entrenar.

A partir de las 20:00-21:00
Empezamos a balancear nuestro sistema nervioso, más actividad parasimpática: bajada de la actividad cognitiva, relajación muscular, actividad de la vejiga e intestinos, mayor producción de serotonina, que será importante para la producción de melatonina (que permitirá un sueño profundo y regenerador).
Es momento para desconectar del trabajo, relajarse.

23:00- 23:30
Se nos acostamos sobre las 23.00, estaremos favoreciendo la entrada en fase REM a las 2.00-3.00 de la mañana. Esta fase del sueño es esencial para nuestra salud: regeneramos tejidos, cae el cortisol, se regula el sistema nervioso, producimos hormona del crecimiento y un largo etc indispensable para nuestra salud.

¿Y tú? ¿Respectas tus biorritmos? ¿En qué momento del día o noche los alteras?
En el próximo post veremos qué consecuencias tienen las alteraciones de los biorritmos para nuestro metabolismo, hormonas, sistema nervioso y composición corporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.